En días pasado la parroquia María Auxiliadora, de la Villa Primero de Mayo, se convirtió en escenario de un emotivo concierto benéfico que unió a la comunidad.

El evento contó con la participación destacada de ensamble, solistas y una cautivadora presentación de danza contemporánea.

El verdadero corazón de la velada fue la Cantoria Juvenil, que no solo cautivó con su talento vocal sino que también desempeñó un papel fundamental como elenco organizador. Su dedicación y esfuerzo fueron evidentes.

La comunidad se sumergió en la armonía de voces , la emotividad de los solistas y la expresividad de la danza contemporánea. Pero más allá de la música y el arte, el propósito noble de este concierto fue: recaudar fondos para Afasi; Fundación que se encarga de el rescate y cuidado de animales silvestres. 

Al final del concierto, Monica Prado, representante legal de la fundación, expresó su agradecimiento y orgullo. Con palabras llenas de emoción comentó: “Con AFASI estamos agradecidos y me llena de orgullo siempre que la juventud se ponga la  polera verde de ayuda a la flora y fauna”. Estas palabras resaltan el compromiso y la pasión de la juventud hacia la preservación de nuestro entorno natural.

Sin comentarios

x